Orígenes

Nuestros orígenes se remontan a los primeros años del siglo XX. El 20 de diciembre de 1908 Melón produce su primer saco de cemento tipo Portland en nuestra planta de La Calera.

Gracias a nuestra trayectoria y la excelencia del producto, hemos levantado las obras más emblemáticas de la historia de nuestro país: el puerto de San Antonio, la Torre Entel, el Estadio Nacional, Costanera Norte, el edificio Titanium, por nombrar algunas.

En la década de los 80 Melón se abre a la producción de hormigones premezclados, hoy Melón Hormigones.

En los años 90 continúa ampliando su negocio a la extracción, procesamiento y comercialización de áridos y adquiere la fábrica Presec, primera planta automatizada para la fabricación de morteros pre-dosificados en el país.

Melón cuenta con una cobertura de más de 50 plantas hormigoneras, con presencia en todo el territorio nacional. En 2008, la empresa amplió su presencia hacia el sur de Chile con la planta de molienda de Puerto Montt, la más austral de su tipo en Sudamérica.

Actualidad

Al finalizar esta década, la división de áridos en el pozo San Bernardo instala la planta de mayor envergadura a nivel nacional.

En febrero de 2011 entró en operaciones la más reciente inversión de Melón: la Planta de Ventanas, ubicada en la V Región, lo que refirma el liderazgo de la compañía y consolida su presencia en la V Región.

Hoy, con los valores que nos representan como empresa: Compromiso, Seguridad, Integridad y Excelencia son los “cuatro puntos cardinales” que nos guían en este constante y permanente desafío para ser los mejores.

Nuestros colaboradores y contratistas son el alma y corazón de nuestra empresa.

Unidos en nuestras tres divisiones de Cementos, Hormigones y Áridos; Melón mira hacia el futuro con el propósito de construir junto a sus clientes un liderazgo regional como la marca de mayor reputación en la industria de materiales de la construcción.